CONTRATAR A PERSONAS CON DISCAPACIDAD INTELECTUAL BENEFICIA A LAS EMPRESAS

 

IMG_2053Más de un centenar de personas se han reunido en Silla en una jornada  organizada por Plena inclusión Comunidad Valenciana y el Centro Ocupacional Tola con el título WIN WIN, donde se ha hablado de los beneficios que tiene para las empresas la contratación de personas con discapacidad intelectual. Una jornada donde “todos ganan, empresas y personas con discapacidad”, como señala Vicente San Ramón, director de Tola.

Para Mario Puerto, presidente de Plena inclusión CV, es importante informar al tejido empresarial de las posibilidades que existen en la contratación de personas con discapacidad y “quitar los miedos”. “Es bueno contar con una organización que acompañe a la empresa y que se acerque a la misma a través de contactos comunes”.

Puerto señala que “es preciso articular los mecanismos necesarios para que las personas con discapacidad intelectual no pierdan su plaza en el recurso al que acuden ante un contrato de trabajo de escasa o media duración”.  “Hacerlo, supone una limitación importante al derecho de la persona a decidir si quiere trabajar y a desarrollarse en el ámbito laboral”, recalca. Según el presidente de Plena inclusión CV, en otras autonomías ya hay salvaguardas necesarias para garantizar la reserva de plaza y la reincorporación rápida a la misma, en el caso de que el contrato laboral no se prolongue en el tiempo.

Dentro del Movimiento Asociativo Plena inclusión, más del 60% de las personas con discapacidad intelectual en edad de trabajar no tienen experiencia laboral, un alto porcentaje son mujeres y coincide en que son las menos contratadas en la empresa ordinaria. El 81% de las empresas españolas no cumple con la cuota mínima del 2% de reserva de empleo para personas con discapacidad.

Mario Puerto destaca que “la relación Empresas – Movimiento Asociativo – Administración, conlleva responsabilidades compartidas y nuevas oportunidades para las personas con discapacidad intelectual”.

Durante la jornada, Borja Jordán, profesor de la Universidad de Salamanca y Máster del INICO, ha hablado de las posibilidades del empleo con apoyo para la inserción de las personas con discapacidad intelectual y ha destacado la necesidad de autodeterminación para ayudar a que las personas con discapacidad intelectual tomen decisiones por ellas mismas, “es fundamental además que tengan la posibilidad de hacer prácticas, de tener experiencias laborales”, recalca y apuesta por financiar personas y no recursos, “una planificación centrada en lo que quiere la propia persona”.

Por su parte Raúl Contreras, economista y emprendedor social, reflexiona sobre el valor social que aporta la contratación de personas con discapacidad intelectual. Pero también se ha hecho especial hincapié en la transformación que debe darse en los servicios para que cubran las necesidades de las personas con discapacidad intelectual y de las empresas y los retos de futuro que tiene el propio centro ocupacional Tola, preocupado por insertar laboralmente a las personas que se forman en él.

Con esta jornada se pretende estimular a la Administración pública, a las empresas y a las asociaciones empresariales de la importancia que tiene en la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual, tener un puesto de trabajo en el mercado laboral ordinario. Aumenta su autoestima y su independencia. La falta de éste por su parte, tiene como consecuencia la exclusión social y un mayor riesgo de vivir en situación de pobreza.

Para las empresas, la contratación de personas con discapacidad intelectual favorece la responsabilidad social, la aceptación pública de la diversidad y la no discriminación, aumenta el compromiso del personal, promueve el trabajo en equipo, mejora el clima laboral y transforma la empresa en inclusiva.

Cuando se habla de discapacidad intelectual y del empleo ordinario, Plena inclusión puesta por el empleo con apoyo, cuando se habla del colectivo y más en el ámbito de lo laboral, apuesta por un empleo personalizado.

Pero además las entidades del movimiento asociativo, parten de unos mínimos éticos compartidos, como la defensa de los derechos humanos, la necesidad de prácticas de trabajo y empleo, la formación, la diversidad,  la igualdad de género, o el bienestar de los y las trabajadoras, entre otras cuestiones.  La ética es uno de los pilares básicos de la cultura y modo de hacer las cosas de Plena inclusión y ello debe trasladarse al ámbito del empleo.

En la jornada han participado un centenar de personas de toda la comarca, personal técnico de los Ayuntamientos y las Administraciones públicas dedicados al gestionar el empleo y público en general.

lectura_facil

 

Plena inclusión Comunidad Valenciana

y el Centro ocupacional TOLA de Silla

han organizado una jornada para hablar del empleo

de las personas con discapacidad intelectual.

Han hablado de los beneficios que tiene para las empresas

contratar a personas con discapacidad intelectual.

Los expertos han dicho que las personas con discapacidad intelectual

tienen que hacer prácticas en las empresas.

Tener trabajo mejora la vida de las personas.

 

 

 

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *